Registrar
Acesso à informação
Prefeitura Municipal de Curitiba
Onibus de Curitiba

Aquí el progreso anda en autobús

Treinta y dos, de cada cien curitibanos, utilizan todos los días el transporte colectivo.

Son rojos, los Expresos, Articulados y Bi-articulados que cruzan diariamente los ejes Norte-Sur, Leste-Oeste y la región del Boqueirão, uniendo en rosa de los vientos los límites de la ciudad. Los autobuses blancos de la Línea Circular-Centro cubren el centro de la ciudad. Los puntos colaterales y sub-colaterales del mapa son enlazados por las líneas Interbairros, en círculos concéntricos que se amplían, uniendo toda la ciudad.

El veloz "Ligeirinho" (semiexpreso), de color gris y de diseño moderno, tiene pocas paradas, disminuyendo a través del tiempo las distancias de la Línea Directa. La integración entre todos ellos, a través de terminales y estaciones intermediarias, es realizada por el Alimentador, anaranjado. Y el Convencional, amarillo, continúa recorriendo caminos pré-1970, más céntricos y cortos, cuando era el único medio de transporte de masa disponible, con las rayas radiales y diametrales.

En 1970, los 1.587.315 curitibanos de hoy (Censo 2000/IBGE) se resumían a 609.026. La ciudad, un mero punto de pasaje en el mapa del Sur de Brasil, sufría con el tránsito desorganizado, funciones y servicios colocados como compartimientos estanques y la llegada de los emigrantes del interior de la Provincia, en busca del paraíso que la mecanización agrícola le había robado.

El inicio de la nueva década, 1971, coincidió con el de la implantación del Plan Director de Curitiba, de 1965. El transporte fue fundamental en la aplicación del plan, porque fue encarado como inductor del desarrollo anhelado a la ciudad. El uso del suelo, la circulación viaria y el transporte colectivo pasaron a ser pensados juntos, conduciendo el desarrollo urbano.

La revolución del transporte público empezó entre los barrios de Santa Cândida y Capão Raso, con la implantación del eje Norte-Sur. Curitiba inventó el sistema trino de autopistas. El carril exclusivo o canaleta, sería a partir de 1974 el camino del autobús Expreso. Y ambos, la canaleta y el Expreso, serían el primer paso de la Red Integrada de Transporte (RIT).

Hacía sol el domingo, 20 de septiembre de 1974. Reflejando el morado del acrílico dominante en las piezas del nuevo mobiliario urbano, las flores del mercado de la Praça Generoso Marques anunciaban la primavera. Con sus ropas domingueras, los curitibanos fueron llegando desde las 10 horas de la mañana. Hacían cola para experimentar el viaje gratuito en aquel autobús rojo, moderno, tan diferente de todos los que ya habían visto. Eran 20 - 12 unidades hacia el Sur (Capão Raso) y ocho hacia el Norte (Santa Cândida).

El 19 de septiembre de 1979 empezó a circular los autobuses Interbairros, recurriendo 28 barrios de Curitiba a lo largo de un trayecto de 44 Kilómetros.

La Red Integrada de Transporte

El verano ya se hacía sentir en aquel domingo, del 1º de diciembre de 1980, en la Cruz del Pilarzinho. Allí, 20 autobuses Interbairros, verdes, diez rumbo hacia el barrio Cabral (sentido horario) y los otros diez hacia el barrio de Campina do Siqueira (anti-horario) marcaron, en los viajes gratuitos de los habitantes, el inicio de las operaciones de la Red Integrada de Transporte (RIT). La red empezó con una línea diametral del Expreso y tres de los Interbairros, totalizando 142 alternativas de utilización para los curitibanos.

El transporte colectivo de la ciudad es sobretodo humano. Los ancianos tienen asientos especiales y los minusválidos con sillas de ruedas tienen espacio específico en los vehículos y ascensores para el embarque

En apoyo a la RIT, los horarios de inicio de las actividades de la industria, comercio, servicios, escolares y funcionarios públicos fueron escalonados, entre 7h30 y 9h30, promoviendo el desahogo del tránsito y de la demanda por el transporte colectivo. Sin embargo, la mejor providencia para la RIT fue la adopción de la tarifa social, en vigor hasta los días actuales. El pasajero que embarca en un autobús puede hacer la integración con el resto del sistema embarcando en otros vehículos, sin pagar un otro pasaje. Los trayectos más cortos, los más centrales, subsidian a los más largos y periféricos, en especial los que llegan a los municipios vecinos, integrantes de la Región Metropolitana de Curitiba.

Integración Metropolitana

El 14 de julio de 1993 empezó a circular la primera línea metropolitana de la RIT, uniendo Curitiba a São José dos Pinhais. La inauguración oficial de la integración entre Curitiba y la Región Metropolitana por el transporte colectivo sólo se daría, el 9 de abril de 1996, cuando el "Ligeirinho" llegó a Almirante Tamandaré. A menos de un año antes, el día 19 de agosto de 1995 había marcado otra novedad: la llegada del biarticulado, rojo Ferrari, dos autobuses unido por fuelles, con una largura total de 21,895 metros y cinco puertas. Circulando en los trayectos de la Línea Directa, con embarque/desembarque en las estaciones-tubo, cada biarticulado tiene capacidad para 270 pasajeros sentados.

La RIT DE Hoy

La RIT posee 2.100 autobuses (1.500 urbanos y 600 metropolitanos integrados). De los 1.500 primeros, 1.280 están en operación diaria y transportan, por día hábil, 2,040 millones de pasajeros (1,55 millón en Curitiba, de los cuales 800 mil pagadores; 490 mil, de los cuales 230 mil pagadores, en la Región Metropolitana). Los autobuses recorren, día a día, todos los caminos de Curitiba y de la vecindad, distribuidos por 385 líneas (285 urbanas y 100 metropolitanas) y cinco mil paradas, reforzados por 351 estaciones-tubo y 29 terminales de integración.

Endereço
Av. Cândido de Abreu, 817 - Centro Cívico
CEP: 80.530-908 • Fone: (41) 3350-8484